Docentes aprenden de la “ciencia simple” con Modesto Tamez

Intenso itinerario del profesor que recorre el mundo enseñando ciencias de una forma didáctica y fácil; en su más reciente visita al Biobío compartió con docentes y fue parte del programa de la IV Cumbre de Difusión y Educación de la Astronomía.

Modesto Tamez ha trabajado por más de 40 años enseñando las ciencias usando materiales accesibles: pilas pequeñas, motores de juguetes, cables en desuso, etcétera; elementos simples que pueden estar en la casa o en el aula. Bajo esta premisa es que realizó el taller “Tinkering: Crear y pensar la ciencia con las manos”, a profesores y profesoras de las regiones de Biobío y Ñuble, en el espacio CICAT-Biobiósfera, ubicado en pleno centro de Concepción.

41420766_2458453707499813_6328258574032044032_n.jpg

Como asesor pedagógico del Museo Exploratorium de San Francisco, Tamez es responsable de un gran número de proyectos e iniciativas que han ayudado a hacer de las ciencias un sistema más cercano para miles de personas. En su intensa agenda en Chile, aplicó su estrategia de dejar a un lado las clases expositivas para dar paso a la acción, "Las demostraciones no son suficientes, lo que yo quiero es que en el 99% por ciento del tiempo los niños hagan”

Instalado en CICAT-Biobiósfea y utilizando un perfecto español, explicó a unos 30 asistentes, como realizar un imán a través de una corriente eléctrica y un metal conductor, experiencia cuya finalidad es ser replicada al interior de las salas de clases de los establecimientos, potenciado la curiosidad de los estudiantes, y motivando al desarrollo de futuros investigadores e investigadoras.

CUMBRE DE ASTRONOMÍA

No sólo la red Territorial Explora Biobío fue parte del itinerario de Modesto Tamez, también el experto fue parte de segunda jornada de la IV Cumbre de la Red Chilena de Difusión y Educación de la Astronomía realizada en CICAT Coronel, donde tuvo la oportunidad de relacionarse con divulgadores, astrónomos y científicos amantes de los misterios y adictos a la investigación del cosmos.   

Consultado sobre las diferencias entre ambos públicos, Tamez contestó, “lo que me gustó de esta experiencia, es que yo no soy astrónomo, pero tenía los abrazos abiertos y siento que fui parte de la familia. Además encontré que tenía mucho para compartir con ellos, y de esto, sin duda, surgirán nuevas y buenas ideas. El taller con los profesores es distinto, somos hermanos, porque somos maestros y yo creo que reconocen eso. Soy profesor de universidad, profesor de primaria, de secundaria; al principio siempre intento  ser amigo con el público, no siempre es simple, pero con este público fue muy fácil”.

Cristian Espinoza, encargado de valoración de Explora Biobío, avoca parte importante de su labor en relacionarse con beneficiarios del programa Conicyt, garantizando que éstos logren apropiarse del conocimiento y sean protagonistas de su aprendizaje, objetivo que según indica, Tamez cumple con creces. “Lo que más me gustó de Modesto fue su metodología, él en todo momento está provocando, socializando, experimentando y, al mismo tiempo, entregando contenido. Entonces rompe el paradigma de la estructura clásica y marcada de las clases, él las toma, las arruga y provoca en la gente un quiebre en el cual están siempre curiosos y atentos de lo que va a pasar”, indicó.

Tras sus encuentros, Modesto Tamez se dirigió a Valparaíso donde pudo seguir su travesía de inculcar la “ciencia simple” en más chilenos y chilenas. 


CICAT UdecBiobiosfera