La importancia de los Glaciares en Chile

glaciares-1114.jpg

Por: Dr. Roberto Urrutia

Profesor titular Facultad de Ciencias Ambientales / Centro EULA-Chile.

Investigador principal Centro de Recursos Hídricos para la Agricultura y la Minería (CRHIAM)

El agua es un recurso crítico en el actual desarrollo del país, pues es la base para sustentar la población, la producción y el funcionamiento de los ecosistemas así como también los diferentes servicios ambientales que ellos prestan.

En los últimos días mucho se ha hablado de la ruptura del glaciar Perito Moreno, en Argentina y como el cambio climático está afectando a estos recursos. Pero debemos tener presente que en Chile hay más de 2.000 glaciares con una superficie aproximada de 20.200 km2 de hielo. Los glaciares se extienden a lo largo de casi toda la Cordillera Andina, constituyendo una importante reserva estratégica de agua en estado sólido para nuestro país. De hecho, Chile posee el 3,8% de la superficie glaciar, excluyendo Antártica y Groenlandia, y lidera las estadísticas en Sudamérica con un 76% de la superficie glaciar.

En nuestro país, la zona centro concentra la segunda superficie englaciada después de los Campos de Hielo de la Patagonia (Campos de Hielo Sur y Norte). La importancia de estos glaciares de montaña es que actúan como retenedores del recurso hídrico en época de invierno, entregando agua en periodo de estiaje o bien cuando las lluvias son escasas.

Lamentablemente estos recursos están siendo negativamente impactados por efecto del cambio climático global y muchos de ellos han experimentado un importante retroceso durante el último siglo. El cambio climático proyectado puede afectar fuertemente el almacenamiento de nieve y glaciares, lo que representa una amenaza para la futura disponibilidad de recursos hídricos destinados al consumo humano y al desarrollo de actividades productivas (agricultura, minería, forestal, etc.).

Como en otras regiones del mundo, la disminución de la nieve y el almacenamiento glaciar también puede reducir la capacidad de los ecosistemas para enfrentar los efectos de la variabilidad climática, incluidos los eventos extremos (como megasequías, incendios forestales, entre otros).

Además, la reducción del almacenamiento nival a largo plazo y la mayor variabilidad interanual del caudal de los ríos pueden incrementar los conflictos sociales en los sectores donde la demanda de agua es mayor. A pesar de la importancia de los Glaciares, existe un gran desconocimiento de estos sistemas en nuestro país y es por ello  que surge la necesidad de incrementar el conocimiento de este importante recurso y evaluar cuál es el rol que estos sistemas están cumpliendo dentro del régimen hidrológico actual y futuro. 

Dr. Roberto Urrutia_preview.jpeg
CICAT UdecDía del Agua