Escolares de Ñuble en la búsqueda de soluciones científicas para la comunidad

6-2.jpg

¿Te imaginas un planeta sin incendios forestales o en el que las personas con discapacidad visual cuenten con dispositivos amigables que les informen de los peligros para facilitar su libre desplazamiento? Estas son algunas de las ideas que desarrollan los estudiantes de Ñuble a través de los Clubes de Investigación Científicos Escolares.  

 Jóvenes de la región idean junto a sus profesores proyectos de investigación y por medio de asesoría académica y financiamiento entregado por el Proyecto Asociativo Regional, PAR, Explora Ñuble de la Universidad de Concepción, Campus Chillán, podrán contribuir a sus comunidades a través de diversas propuestas.

 Al mismo tiempo, las promesas de la investigación podrán vivir la experiencia de presentarse en ferias escolares, compartir su conocimiento con otros jóvenes y optar a un cupo representando a la región de Ñuble en el XX Congreso Nacional Escolar de la Ciencia y la Tecnología Explora CONICYT, evento que reúne a las mejores propuestas científicas desarrolladas por estudiantes del país.  

 Dado que es el primer proyecto Explora en la incipiente región, se busca potenciar el desarrollo de las ciencias y las tecnologías como vehículo para el desarrollo del país. En este sentido, el director del PAR Explora Ñuble y jefe de Vinculación con el Medio, Dr. Diego Rivera, comentó que “a través de talleres metodológicos, asesoría técnica y apoyo económico, se busca impulsar proyectos científicos escolares para que Ñuble, tierra de héroes y artistas, ahora sea además la cuna de futuros científicos del país”. 

 Alto al fuego en los bosques del cerro Coiquén

 La comuna de Quirihue, ubicada sobre la Cordillera de la Costa y en las faldas del cerro Coiquén, actualmente capital de la provincia de Itata es reconocida por la producción forestal, la confección de alfarería y el comercio de productos vitivinícolas. Durante noviembre de 2018, la Corporación Nacional Forestal (Conaf) la declaró como una de las cinco comunas con mayor posibilidad de ocurrencia de incendios forestales en la región de Ñuble.

2 (1).jpg

 Analizando el contexto, Daniel Aguilera (12) y Dafne Retamal (11) junto a su profesora María José Arellano, entusiasta facilitadora de ciencia de la Escuela Nueva América de Quirihue, trabajan en buscar una solución de bajo costo y accesible para poder mitigar las amenazas de fuego en su localidad.

 “Alrededor de nuestra comuna se generan muchos incendios forestales, principalmente en verano, lo que provoca daños en los campos y también en la ciudad, ya que se queman grandes cantidades de bosques, dañando el hábitat de los animales y los bosques de la especie Pinus radiata”, comenta Dafne.

 Bajo este escenario las promesas científicas han investigado sobre materiales naturales resistentes al calor. Fue así como llegaron a las cáscaras de huevo, produciendo una pintura a base de ellas para impregnar trozos de madera de la especie Pinus radiata, más conocido como pino insigne y, de esta manera, retardar la propagación del fuego.

 “Estamos creando un material sencillo que retarde la propagación de los incendios forestales y mitigar el daño hacia las personas y el medio ambiental. Actualmente, estamos en la etapa de experimentación”, explica Daniel.

Estos jóvenes quirihuanos trabajan desde mayo en este proyecto y con mucho entusiasmo expresan la utilidad que tendrá escalar su investigación a la hora de disminuir la cantidad de incendios forestales que ocurren en la región y el país.

 Tecnologías que mejoran la calidad de vida de las personas con baja visión

 Según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), alrededor de 285 millones de personas en el mundo viven con baja visión y ceguera. De ellas, el 86% presenta discapacidad visual severa o moderada, mientras que el 13% son personas que tienen solo percepción de luz, sin proyección, y carecen totalmente del sentido de la vista.

 Bajo este contexto, los quilloninos Iván Inzunza (16) y Francisco Mendoza (16) junto a su profesora Ximena Becerra del Liceo Polivalente Luis Cruz Martínez, reflexionaron acerca de cómo la ciencia y la tecnología pueden optimizar el desplazamiento de las personas con ceguera total o parcial.

 Comenzamos las investigaciones el año pasado y durante todo este tiempo hemos aprendido sobre plataformas de programación. Por medio de los aprendizajes adquiridos hemos desarrollado nuevas habilidades y aptitudes, las que nos han servido para construir un dispositivo que ayudará a muchas personas en su desplazamiento”, comenta Iván.

 Los estudiantes, que durante más de un año han estado trabajando en el proyecto “Dispositivo anatómico para personas con ceguera total o parcial”, construyeron un elemento que se adapta a la forma del cuerpo del usuario a través de una banda elástica, la que contiene sensores de proximidad y miniparlantes los que avisan la presencia de objetos u obstáculos, incluso avisan la presencia de eventos en el pavimento y peldaños de las escaleras.

 “El dispositivo anuncia la presencia de obstáculos a una distancia de 1.30 metros, en forma horizontal y con un ángulo de abertura de 100°. También es capaz de avisar la existencia de eventos o baches que haya en el camino, así como también los peldaños de una escalera, todo esto a una distancia de 1.15 metros”, explica Francisco.

El nuevo invento que detecta objetos a través de sensores de proximidad y avisa mediante pequeños parlantes, permite al usuario trasladarse con sus manos libres, sin la necesidad de ocupar un bastón lazarillo. “Buscamos revolucionar la industria con nuestro invento, así que estamos perfeccionando cada detalle para llevar esta innovación a todos quienes los necesiten”, manifesta Iván, entusiamado.

 Estas innovaciones tecnológicas siguen perfeccionándose para presentarse en eI Congreso Provincial Escolar de Ciencia y Tecnología Explora Ñuble, el que se desarrollará entre el 8 y 10 de octubre en la región.