Eloísa Díaz Insunza: La primera mujer médico de Chile y Latinoamérica

 Fuente: memoriachilena.cl

Fuente: memoriachilena.cl

Esta semana, los usuarios chilenos de Google fueron sorprendidos con un doodle alusivo a la figura de  una destacada profesional de la medicina, higienista escolar e impulsora de la salud integral de los estudiantes.

La doctora Eloísa Díaz Insunza nació en Santiago el 25 de junio de 1866, hija de Eulogio Díaz Varas y Carmela Insunza. Sus estudios primarios los realizó en el colegio que dirigía Dolores Cabrera Martínez, mientras que las humanidades las cursó en el colegio fundado y dirigido por Isabel Le Brun de Pinochet y en el Instituto Nacional.

Gracias al Decreto Amunátegui de 1877, que permitió a las mujeres de la época el acceso a la Educación Superior, Díaz ingresó a la Escuela de Medicina de la Universidad de Chile, destacándose como alumna y teniendo su punto más alto con su tesis de grado llamada: Breves observaciones sobre la aparición de la pubertad en la mujer chilena y las predisposiciones patológicas del sexo. Se tituló de médico cirujano el 3 de enero de 1887, siendo la primera chilena y la primera sudamericana que obtenía ese título.

Sus primeros pasos profesionales fueron entre 1888 y 1890 como ayudante de la clínica de ginecológica del profesor Roberto Moericke. En enero de 1891 se integró al plantel médico del hospital San Borja.

Se destacó como higienista escolar, sitial desde donde analizó las condiciones de los colegios del país, convirtiéndose en una experta en el área. Estos conocimientos le permitieron en 1898 convertirse en Inspector médico escolar de Santiago, y más tarde asumir el cargo a nivel nacional, ejerciéndolo durante treinta años. Además, impulsó reformas como la creación del servicio médico dental en las escuelas; fundó jardines infantiles; implementó policlínicas dirigidas a las personas de menores recursos e impulsó colonias escolares gratuitas.

Fue nombrada directora del Servicio Médico Escolar de Chile en 1911, destacando en impulsar el desayuno escolar obligatorio, la vacunación masiva y en su lucha en contra del alcoholismo. Fue también integrante de numerosas instituciones científicas como la Sociedad Científica de Chile y la Cruz Roja, y relatora en numerosos encuentros y congresos a nivel nacional e internacional.

Falleció a los 85 años en su ciudad natal, el 1 de noviembre de 1950 en el hospital San Vicente de Paúl, dejando un gran legado a un sin número de generaciones que ven en la figura de Eloísa Díaz, un referente en la lucha de derechos y la igualdad de género.

 Eloísa Díaz, en una de sus últimas apariciones públicas.

Eloísa Díaz, en una de sus últimas apariciones públicas.

CICAT Udec