22 de marzo: Día Mundial del Agua

Día mundial del agua-02 (1).png
Dr. Ricardo Barra_preview.jpeg

Por el Dr. Ricardo Barra

Profesor titular Facultad de Ciencias Ambientales / Centro EULA-Chile.

Investigador principal del Centro de Recursos Hídricos para la Agricultura y la Minería (CRHIAM)

 

Cada 22 de marzo se celebra el Día Mundial del Agua, como una forma de recordar y fomentar el cuidado por este recurso tan importante para la sobrevivencia humana. Este año 2018 la celebración se centra en explorar cómo la naturaleza puede ayudarnos a superar los desafíos que plantea el agua en el siglo XXI.

Nuestro país, que se caracteriza por una distribución de este recurso de forma muy desigual, está siendo impactado severamente y desde hace varios años por un fenómeno cada vez más persistente de escasez hídrica en la parte centro-sur. Justo donde se concentra la mayor parte de la población del país.

Las causas de este fenómeno las encontramos en ejemplos locales, como el masivo cambio de uso del suelo agrícola-forestal, o la creciente urbanización y la inevitable demanda de agua asociada a ella.

Sin embargo, también encontramos estas causas en procesos que ocurren a una escala global, como el cambio climático. Todos ellos consecuencia de la actividad humana, de ahí lo importante de ocuparnos de estos problemas y concentrarnos más en las causas que los efectos.

Así, todas las predicciones indican que si no tomamos acciones pronto, la condición de escasez que observamos hoy va a empeorar. Es decir, que estos fenómenos que se reflejan en una disminución de las precipitaciones y un aumento de las temperaturas, están teniendo profundos efectos adversos sobre la disponibilidad de agua, pero también sobre la calidad del recurso.

En este escenario, la investigación científica aplicada es fundamental para encontrar soluciones apropiadas, para adaptarnos y mitigar los efectos adversos de estos fenómenos en la economía y la sociedad.

Por ejemplo, en lo que tiene que ver con nuevas fuentes de agua para consumo humano y actividades productivas, (de mar, de niebla, cosechada de la lluvia, etc.), estas se transforman en opciones cuya viabilidad se debe evaluar, para determinar si pueden constituirse en una alternativa viable, que pueda brindar seguridad a la población, para que esta pueda seguir contando con acceso a este recurso vital.

En tal contexto, la Universidad de Concepción ha otorgado a este tema una elevada prioridad, desarrollando investigación sobre cambio climático, cuencas hidrográficas, contaminación acuática y calidad del agua además del continuo rio-mar, desde hace más de 30 años. Por lo tanto, y conjugando cada una de las realidades recién expuestas, es que hoy se hace más importante que nunca que los actores relevantes del desarrollo de nuestro país sigan invirtiendo en este conocimiento, que nos otorgará mayores posibilidades de abordar el incierto futuro con mayores herramientas y alternativas sostenibles.

CICAT UdecDía del Agua