Eclipsados-05.png

Durante 2019 y 2020 Chile se convertirá en un país Eclipsado

Desde el inicio de los tiempos han existido fenómenos naturales que aún siguen deslumbrando a la humanidad. Imagínate sentado junto a una fogata en una noche despejada, observando la danza de estrellas, planetas y cometas, tal como lo hacían nuestros antepasados hace miles de años.
Sin embargo, uno de los acontecimientos más asombrosos es cuando en pleno día la Luna comienza lentamente a cubrir el Sol, abriendo paso a una breve noche.
Las y los afortunados que pueden observar este evento, de manera automática, quedan Eclipsados.

web-03.png

En el Universo todo se mueve

La Tierra gira alrededor del Sol, dibujando una órbita elíptica, a la sorprendente velocidad media de 107.280 km/hr., demorándose 365 días en hacer el recorrido completo. Esta acción se denomina Movimiento de Traslación.
Al mismo tiempo, el Movimiento de Rotación, la hace girar sobre su propio eje dando una vuelta completa en 24 horas, a una velocidad, en el Ecuador, de 1.674 km/hr.
La primavera, el verano, el otoño, el invierno, el día y la noche dependen de estos movimientos. Nuestra vida entera depende de este baile entre la Tierra y nuestra estrella más preciada, el Sol.
En esta danza que nunca se detiene, la Luna sigue nuestros pasos, girando sobre su eje y trasladándose alrededor de la Tierra en el mismo periodo de tiempo, cada 27,32 días, por eso siempre vemos su misma cara.

Ahora, reúnete con amigos y prepárate para dejarlos Eclipsados. Este juego se realiza por turnos. En cada turno el jugador lanza dos dados y mueve la ficha de la Tierra primero y la Luna después. ¡Pero mucho ojo! Los eclipses son maravillosos si además los podemos ver con telescopios con filtro solar y el espectáculo se puede arruinar si las nubes cubren el cielo.
Ganará la partida quien consiga más eclipses de Luna o de Sol llegando a 10 puntos.

Conoce cómo adquirir el juego escribiendo a cicatcontacto@gmail.com

¡A jugar! Ahora, reúnete con amigos y prepárate para dejarlos Eclipsados. Este juego se realiza por turnos. En cada turno el jugador lanza dos dados y mueve la ficha de la Tierra primero y la Luna después. ¡Pero mucho ojo! Los eclipses son maravillosos si además los podemos ver con telescopios con filtro solar y el espectáculo se puede arruinar si las nubes cubren el cielo. Ganará la partida quien consiga más eclipses de Luna o de Sol llegando a 10 puntos.